martes, 28 de febrero de 2012

FILOSOFÍA DE LOS ENCUENTROS EN UREX



El proyecto “Encuentros en Urex”, desde sus comienzos en el año 2009, se ha basado en una idea fundamental: la supervivencia anímica. Para llevarla a la práctica recurrimos a la alianza entre valores artísticos, espacios naturales y aptitudes creativas que se prestasen a la posibilidad de actuar con independencia en un proceso constructivo. Estableciendo una relación fluida entre arte y artistas, entre actores y espectadores, entre arte y naturaleza, exponiendo y compartiendo ideas y acciones positivas con el fin de satisfacer nuestras necesidades espirituales, librándonos de complejos y frustraciones existenciales innecesarias.
Creemos en la realidad vital del ARTE y sus efectos regeneradores, en el ARTE como fuente de conocimiento espiritual, en el arte mitológico trasmisor de emociones ancestrales. Concebimos este proyecto como una suerte de refugio físico-espiritual que establece la presencia de la obra de arte. Proclamamos el ARTE sin privilegios intelectuales, políticos o económicos. La acción-reacción artística libre de especulaciones. Creemos que sólo a través de la fantasía se es totalmente libre.
Tomemos como referencia ideológica el proyecto de Miguel Benito (1954-2008), LOS JARDINES DE LA CREATIVIDAD.
Miguel Benito se fue de este mundo llevándose el misterio de su muerte, pero dejó plantado el germen de su fantasía y la configuración de su gran proyecto utópico, estructurado sobre terrenos y edificios que adquirió y rehabilitó para convertirlos en espacios para el arte y talleres-residencia para artistas.
A unos 7 Kms. de Urex, totalmente integrado en la belleza paisajística del Valle del Arbujuelo se encuentra un pequeño pueblo con el mismo nombre. Arbujuelo fue la Arcadia de Miguel, seducido y rendido a la belleza mítica y a la cosmología del lugar.
LOS JARDINES DE LA CREATIVIDAD sigue siendo un proyecto de intervención artística en la NATURALEZA. Arte latente en todos los sentidos. Tiempo y espacio de perfección indefinidos debido a los constantes cambios cíclicos naturales (luces, sonidos, olores, colores….) que inciden inexorablemente en la obra de arte. Proceso de comunicación.
Del proyecto inacabado de Miguel Benito podemos destacar: el recuerdo a Gaudí, la gran cúpula calidoscópica habitable, una ballena trasparente transitable, una barcaza llena de agua que nunca se hundirá, los cisnes guardianes, el autobús rojo de dos plantas a ninguna parte, las ventanas del cielo, las puertas de la tierra… Todos los elementos artísticos de los Jardines creados por Miguel nos facilitan la posibilidad de montarnos en el gran carrusel terráqueo y viajar por el cosmos sin movernos del sitio. Viva el tiovivo. Recuperemos su inercia y viajemos alegremente. Recuperemos este proyecto: LOS JARDINES DE LA CREATIVIDAD.
Dada la íntima relación de ambos proyectos, “Los Jardines-Los Encuentros”, deberíamos plantearnos una actividad conjunta y coordinada en el desarrollo de un proyecto común.
Javier Cano